El privilegio de ser psicóloga

Hoy es el día del psicólogo. Está terminando el día y tuve la suerte de recibir muchos saludos. Saludos de gente que sabe lo feliz y orgullosa que me hace sentir ejercer esta profesión. Incluso muchos de los saludos son de personas que me conocieron gracias a ella, personas que tuve el privilegio de acompañar desde este rol y hoy me siguen contactando y me recuerdan que la psicoterapia los acercó a mejorar su vida brindándoles herramientas que aún hoy agradecen.

En estas fechas también se cumplen mis primeros 10 años ejerciendo la profesión. Descubrir la vocación es un recorrido muchas veces sinuoso. Y la vocación a veces es difícil de enmarcar en un área de estudio sola. Mi naturaleza me llamó siempre a espacios de entrecruzamientos; de integración de saberes, de experiencias y de poner todos mis recursos, aprendizajes y lo que soy al servicio de otros. Desde ahí fui trabajando en distintos ámbitos aportando desde lo que se y quien soy. Me fascina hacerlo. Pero esto no sería posible sin otros que me abren la puerta.

A mi, me llena de satisfacción ayudar a desasnar el nudo de otros. Ayudar a que cada uno pueda vivir mejor con sus historias, dando lugares a vidas más plenas. Generar tiempos y espacios para que las personas elijan conscientemente como desean vivir sus vidas. Acercar perspectivas distintas, cuando no está  pudiendo… y sin dudas ayudar en esos momentos en que uno no puede, son momentos imborrables para esas personas, como también lo es para mi. Por eso, a cada feliz día, respondo con un gracias muy sentido.

Hay algo de este llamado a ayudar; y es que con cada historia, con cada persona a la que ayudamos, con cada herramienta que podemos ofrecer nosotros dotamos de sentido también todo lo vivido y aprendido.  Así que muchas gracias a todos mis pacientes y a todas las personas que me honran con el privilegio de poder acompañar sus historias de vida y recorrer parte de la vida juntos.

Por mucho más!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *