El fin de los rituales

El filósofo y ensayista Byung-Chul Han en su último libro nos advierte de lo que podemos perder para nuestra plenitud perdiendo algunos rituales. La búsqueda por lo nuevo, salir de la zona de confort, crecer y seguir tomando desafíos es muy importante. La tecnología y la conexión para usarlas para optimizar nuestro tiempo es muy bueno.  Pero no debería ser visto como un opuesto a aquello con lo que nos tomamos tiempo, repetimos y nos da satisfacción. Porque en esa repetición se cultiva la familiaridad. Se genera identidad, pertenencia. Son experiencias que nos hacen sentir que somos partes de algo más grande que nosotros mismos. Nos brindan sensación de comunidad. Y eso a los humanos nos hace toda la diferencia.

¿Qué son los rituales? Aquello que se repite y nos brinda satisfacción. Saludarnos, encontrarnos, la música que nos gusta, compartir un café, un chiste repetido, los asados con nuestros amigos.  Estamos en un momento muy desafiante, porque el manejo de la pandemia nos sacó de un día para el otro los rituales. ¡Y cómo los extrañamos! Las celebraciones y los momentos difíciles tuvimos que reinventar cómo vivirlos a la distancia. Y esto algunas veces fue más llevadero que otras.

¿Cómo plantearnos de cara a la “nueva normalidad”? Entender la importancia que pueden tener los rituales para nuestro bienestar es primordial para poder comprometernos con el distanciamiento físico sostenido. Para que esta medida pueda ser sostenida, necesitamos darnos tiempo para pensar este tipo de cosas para no empobrecer de sobremanera nuestras vidas. Elegir concientemente estas medidas de cuidado aparte nos van a ayudar a poder vivir los cambios como parte del cuidado de los otros y nuestro autocuidado y no ser víctimas pasivas de la situación.

No es recomendable que de momento nos saludemos con besos, abrazos o compartamos el mate. Las formas pueden cambiar, pero sin lugar a dudas necesitamos repensar cómo saludamos, nos comunicamos y compensamos la distancia para poder seguir encontrándonos y seguir construyendo comunidad. Particularmente me preoupa mucho como en esta nueva normalidad le hacemos un lugar al dolor, a las pérdidas, a los duelos. Si tuvieron pérdidas de seres queridos en este tiempo de excepción, no dejen de honrar sus vidas si no es ahora, más adelante.

Para seguir reflexionando sobre esto, y poder entender más los alcances te recomiendo leer el libro.. pero también podés empezar por este café filosófico con Magdalena Reyes. ¡Imperdible!

2 comentarios
  1. Alejandro Ferrari
    Alejandro Ferrari Dice:

    Estimada Vera, un libro que acabo de finalizar en su lectura, y con el que coincido.
    Como estudioso aficionado al estrés, encuentro en los rituales, una gran herramienta contra las deficiencias en la gestión del mismo (estrés).
    Los rituales, nos devuelven control, y nos conectan con nuestras vidas presentes.
    Muy bueno tu blog, es mi primer visita.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *