Entradas

Talleres de reflexión

Creo profundamente en el poder de los grupos. Me fascina ver la sorpresa cuando se descubre lo distinto a mi que es el otro. Dejar eso en evidencia y sorprendernos juntos. Aprender el uno del otro, y ver nuestros problemas desde otras perspectivas.

Creo profundamente que estos encuentros movilizan nuestras certezas. Y esto es vital. Porque la duda tiene un poder transformador. Sin cuestionamiento no hay posibilidad de cambio.

Por estos dos motivos creo que abrir espacios de reflexión sobre temas variados es siempre muy enriquecedor y se necesitan más de estos momentos. Más cuando es en grupo, más aún cuando ese grupo es súper heterogéneo.

Estos espacios de reflexión aparte de ayudarnos a cuestionarnos si estamos actuando bajo automatismos o si estamos eligiendo nuestro camino, son instancias donde conocemos a nuestros pares bajo una nueva luz – más vulnerable, donde conectamos a nivel personal y nos apoyamos los unos en los otros.

Vamos a estar haciendo varios este año haciendo foco en distintas temáticas. Espero que les entusiasme la idea. ¡Nos estamos viendo!

 

Todos queremos ser Google

Probablemente muchos quienes trabajamos en empresas vinculadas a la tecnología, queremos que las empresas donde trabajamos se parezcan a Google. Aunque tal vez, esto sea por distintos motivos.

Durante años en mis clases de inglés a jóvenes mostraba documentales sobre cómo era el Googleplex. Y no miento si digo que no importaba lo que estudiaran esos jóvenes. Todos decían: “yo quiero trabajar ahi”.  Es por eso que yo quiero que seamos Google.

Hoy en día, veo cada vez más personas estudiar carreras pensando más que nada en conseguir trabajo. No motivados por una vocación, por un llamado interno a hacer algo especial con sus vidas.  Esto en la industria del software es muy común, ¡hay trabajo asegurado!

A mi me parece que no preguntarse porqué hago lo que hago es desperdiciar una cantidad de oportunidades. Me gustaría que la gente pueda trabajar en lugares donde crezcan. Lugares donde logren construir un proyecto de vida. Trabajos a través de los cuales puedan sentir que aportan a la sociedad y que su vida tiene un sentido más allá de uno mismo.

Quienes trabajan en empresas de TI en Uruguay tienen la oportunidad de trabajar y participar en proyectos asombrosos. Pero además a través de su tarea pueden hacer una diferencia en esos proyectos y hacer un aporte.

A diferencia del Googlplex, quiero que lo que despierte el “quiero trabajar ahi” no sean las lámparas de lava, las pelotas, o las instalaciones súper sofisticadas. De verdad no es eso lo que creo que haga la diferencia a largo plazo.  Desde una perspectiva humanista, realmente creo que lo que necesitamos es otra cosa.

Anhelo trabajar en un lugar donde la gente diga “quiero trabajar ahí” porque ahí la gente se siente contenida y su crecimiento personal está dentro de las grandes prioridades. Sueño con que haya lugares donde desde nuestro trabajo – al que le dedicamos tantas horas de nuestra vida-  se establezcan relaciones de respeto y cuidado mutuo; donde podamos crecer como personas, desde lo profesional y que eso nos ayude a desarrollar nuestro potencial.  

Se que queda mucho camino por recorrer, pero espero que todos los días logremos aportar un granito de arena para un mundo mejor, y en el proceso nuestro mundo vaya mejorando.