Talleres de reflexión

Creo profundamente en el poder de los grupos. Me fascina ver la sorpresa cuando se descubre lo distinto a mi que es el otro. Dejar eso en evidencia y sorprendernos juntos. Aprender el uno del otro, y ver nuestros problemas desde otras perspectivas.

Creo profundamente que estos encuentros movilizan nuestras certezas. Y esto es vital. Porque la duda tiene un poder transformador. Sin cuestionamiento no hay posibilidad de cambio.

Por estos dos motivos creo que abrir espacios de reflexión sobre temas variados es siempre muy enriquecedor y se necesitan más de estos momentos. Más cuando es en grupo, más aún cuando ese grupo es súper heterogéneo.

Estos espacios de reflexión aparte de ayudarnos a cuestionarnos si estamos actuando bajo automatismos o si estamos eligiendo nuestro camino, son instancias donde conocemos a nuestros pares bajo una nueva luz – más vulnerable, donde conectamos a nivel personal y nos apoyamos los unos en los otros.

Vamos a estar haciendo varios este año haciendo foco en distintas temáticas. Espero que les entusiasme la idea. ¡Nos estamos viendo!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *