,

¿Un blog más? ¿Para qué?

Siempre me gustó mucho compartir lo aprendido. Maestra ciruela dirán algunos. Es verdad. Me tomo aprender muy a pecho. Cuando encuentro algo que me aporta y se que puede aportar a otros también, me fascina compartirlo. Pero cuando empecé a trabajar como psicóloga, y esos aprendizajes surgían de la clínica, compartir lo aprendido se hizo más difícil.

El consultorio es un lugar muy privado. El tan necesario secreto profesional claramente no ayuda. Los pacientes pocas veces cuentan sus experiencias. Y a no ser que seas una celebrity argentina en los años 90, la gente no anda contando lo que habla en terapia con su analista. Así, el terapeuta tampoco puede estar hablando de lo que habla con sus pacientes.

A mi hay algo de eso que me seduce. Lo que pasa puertas adentro en el consultorio es una experiencia única. No hay testigos y se dan intercambios verdaderamente auténticos. Es una experiencia maravillosa. Un verdadero privilegio poder acompañar a mis pacientes en sus procesos.

Pero también sé que mucha gente queda por fuera por esto. Gente a la que le vendría muy bien algunas de estas herramientas. Personas que no se acercan por prejuicios. Si. Hay tabúes que siguen muy actuales. Y hay mucha falta de información sobre la herramienta aún.  

Estoy convencida que parte de nuestra labor implica salir del consultorio. Necesitamos más espacios para poder compartir nuestro conocimiento y acercarnos en un idioma sencillo a quienes nos necesitan.

Esto se puede hacer de muchísimas maneras. Yo he ido eligiendo distintas estrategias según los distintos momentos de mi vida. Antes lo hice a través de la educación, en salones de clases, institutos, escuelas. Hoy, se me abrieron otras puertas. Empresas y emprendedores que se animan a innovar, donde confían en mí y me dan carta libre para llevar adelante acciones de promoción de salud y prevención.

A partir de estas experiencias, y de otras oportunidades que vinieron de la mano como eventos empresariales y meetups surgieron muchas reflexiones que me llevan a escribir este blog. Espero lograr plasmar algunas de las preguntas, observaciones y comentarios que me van surgiendo para seguir pensando en estos temas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *